Aceptar
Uso de cookies. En aglutinante.com usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

CREMA DE MASCARPONE CON CRUJIENTE DE GALLETAS MARÍA Y COULIS DE FRAMBUESA

03 sep 2018
El post de hoy, como podéis ver, tiene como protagonista al queso, me encanta.. a pesar de mi intolerancia a la lactosa. La parte positiva es que cada vez contamos con más productos sin lactosa en el mercado, los más recientes son la leche evaporada, la leche condensada y el queso mascarpone.

El que vamos a utilizar en esta receta, es en concreto de la marca “Quescrem”. Y para el crujiente de galletas, he querido probar las nuevas “María” de Mercadona de las que tenía buenas referencias. Para darle un toque especial he incluido algunas galletas de jengibre, en pequeña cantidad, porque tienen un intenso sabor que puede solapar el sabor del resto de la elaboración. Y para romper un poco con el dulzor, un coulis de frambuesa que combina genial con la crema de mascarpone y el crujiente de galleta. Aquí os dejo la receta, espero que os guste!!

Ingredientes:

  • 500 gramos de queso mascarpone Quescrem(sin lactosa para los intolerantes).
  • 5 huevos.
  • 100 gramos de azúcar.
  • Un pellizco de sal.
  • Un paquete de galletas María sin gluten de Mercadona (250 gramos), o sustituir algunas por otras de jengibre sin gluten si os gustan, yo he empleado las de Doves Farm.
  • Una caja de frambuesas naturales (150 gramos). Algunas frambuesas más para decorar.
  • Dos cucharadas de agua.
  • Una cucharada de azúcar.

 

Elaboración:

Crema de mascarpone:

Separar las claras de las yemas y montar estas con varillas y la mitad del azúcar (50 gramos), hasta que blanqueen y tengan punto de relieve. En otro bol, montar las claras con la pizca de sal y el resto del azúcar (50 gramos), hasta conseguir un merengue brillante.

Poco a poco, añadir el queso mascarpone, que debe estar a temperatura ambiente, a las yemas montadas. A continuación, incorporar a esta mezcla el merengue con movimientos suaves. Conservar en la nevera.

Crujiente de galletas:

Triturar con robot las galletas maría sin gluten o la mezcla con galletas de jengibre. No es conveniente pulverizar, es preferible que quede como una tierra gruesa.

Coulis de frambuesas:

Poner en un cazo al fuego las frambuesas, las dos cucharadas de agua y la cucharada de azúcar. Cuando comience a hervir, se baja el fuego y se deja 10 minutos a fuego lento, removiendo alguna vez. Se cuela desechando pepitas y manteniendo la pulpa y se deja enfriar.

En copas de cristal montar el postre, colocando una primera capa de crujiente de galleta, una fina capa de coulis, a continuación capa generosa de crema de mascarpone, de nuevo una capa de crujiente de galleta y coulis y por último una de crema de mascarpone. Coronar la copa con algunas frambuesas frescas.