Aceptar
Uso de cookies. En aglutinante.com usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Consejos para comer sano siendo celíaco.

10 ene 2018
Comer sano siendo celíaco es fácil si sigues nuestros consejos fáciles de aplicar. Con estas pautas tendrás garantizada una alimentación sana para siempre. Porque no es cuestión de hacer dietas, es cuestión de hábitos.

Existe la creencia generalizada de que los celíacos comen de manera más sana. Esto es relativo, como todo. En verdad lo que suele pasar es que las personas que somos intolerantes al gluten disponemos de una variedad muy inferior de productos procesados en el mercado. Esto nos obliga a elaborar la casi totalidad de alimentos que consumimos, lo cual, hacemos con ingredientes naturales, huyendo de productos elaborados que cualquiera podría adquirir en un supermercado.

Es cierto que los celíacos disponemos de menor variedad de alimentos a nuestro alcance, pero esto, como podemos ver, puede ser positivo o negativo según se mire. Por regla general está considerado como negativo, ya que nuestra oferta donde elegir es siempre menor y además suele ser más cara. Pero, en esta ocasión, parece ser que esta escasez juega a nuestro favor.

Pero bueno, si os parece, vamos allá con nuestros consejos para comer sano aun siendo celíaco.

Consejos para comer sano siendo celíaco.

Consejo número 1. Evita los alimentos procesados. Es un poco lo que hemos hablado ya. Para comer sano, lo mejor es partir de productos naturales, de ingredientes, de alimentos sin procesar para, tranquilamente en nuestras casas, elaborar nuestros platos. No es lo mismo consumir un plato precocinado de un supermercado, que por muy bueno que esté tendrá ingredientes de mediana calidad, colorantes, conservantes… que elaborar ese mismo plato en nuestra casa partiendo de ingredientes y productos naturales.

Consejo número 2. Evita alimentos procesados, también en las carnes. Por supuesto, siguiendo el consejo número 1, será mejor cocinar nuestra propia hamburguesa en lugar de comprarla en la hamburguesería de moda. Sin embargo, la carne de hamburguesa que compramos en el supermercado suele estar elaborada con carnes de inferior calidad. Y si nos fijamos en los ingredientes, el porcentaje de carne, por extraño que nos parezca, suele rondar el 85-90%. Si a esto le unimos la posibilidad de que contenga gluten, nos decantaremos siempre por carne fresca.

Consejo número 3. Come en casa siempre que puedas. Comer en casa nos ayuda a alejarnos de las tentaciones, nos permite controlar la ingesta de alimentos y ceñirnos a nuestro plato.

Consejo número 4. Pica entre horas. Sí, no nos hemos vuelto locos. Estamos recomendando picar entre horas cuando todo el mundo recomienda no hacerlo. La clave está en picar sano. Y por picar sano, no hablamos de unas tortitas de arroz sin gluten (recuerda el consejo número 1), sino que hablamos de tomar una pieza de fruta, un puñado de frutos secos, un huevo cocido… Alimentos sanos, que nos aporten muy pocas calorías, pero que generen saciedad y eviten que lleguemos a las comidas principales con sensación de voracidad. De esta manera controlaremos mejor el hambre y lo haremos de manera sana.

Consejo número 5. Nada de bebidas azucaradas ni de zumos. Las bebidas azucaradas no son nada recomendables. Los zumos, aunque sean naturales y por tanto son bebidas sanas, tampoco son recomendables. Es siempre mejor comernos una pieza de fruta para aprovechar al 100% todos sus nutrientes y beneficios y así aportar la sensación de saciedad al organismo, sensación que no se genera al beber líquidos. Como ayuda, puedes tomar algún té natural elaborado en casa, pero siempre con precaución.

Como podéis comprobar, estos consejos son válidos para cualquier persona, con las indicaciones pertinentes. Y es que comer sano no depende de tus intolerancias o alergias. Comer sano es un hábito que debería generarse en todos los hogares, y no llamarlo dieta ya que éstas tienen connotaciones negativas y suelen generar el temido efecto rebote. 

Come sano con aglutinante. 

Aglutinante te ayuda a comer sano en tu hogar con estos magníficos consejos y fuera de tu casa también. Porque hay veces en las que no queda otro remedio que comer fuera, aglutinante trabaja para que celíacos y cualquier persona con una intolerancia alimentaria tengan acceso a una mayor oferta gastronómica en restaurantes y bares. Y esto lo materializamos a través de nuestro servicio de formación, gracias al cual acompañamos a los establecimientos y a su personal en la aplicación de un protocolo de elaboración de platos sin gluten y evitando la temida contaminación cruzada

Ponte en las manos de una empresa profesional. Ponte en manos de Aglutinante